miércoles, 16 de diciembre de 2015

Convergencia y Esquerra empantanan el conflicto entre Catalunya y España


El soberanismo creció después del golpe de Mas al no convocar elecciones tras el exitoso 9N de 2014. Fue el pasado 13 de junio cuando muchos catalanes celebraron emocionados el cambio en la alcaldía de Barcelona. Días más tarde el President rechazó ese camino en Molins de Rei diciendo que “los del `Sí se Puede' no están por la independencia”. Allí Mas se desconectó de la vía por donde el independentismo puede fructificar sus sueños. Luego vimos su nefasta interpretación del 27S. Por ello su astucia le recetó llevar a la CUP hacia todos los barrancos.

Reafirmando a Mas, Meritxell Borràs, en entrevista la semana pasada a Via Lliure de Rac1, declaró que era “sorprendente que algunos miembros de la CUP pidan el voto para una formación que es española”. Se refería al esclarecedor análisis sobre la situación que vive el proceso independentista que el ex-diputado Quim Arrufat hizo entrevistado por Ara y donde al ser preguntado qué votaría el 20D, respondió que si votaba lo haría por En Comú Podem.

Que el domingo pasado Ada Colau buscara principalmente en Madrid luchar juntos “para decidirlo todo” volvió a plantear el escenario de la fuerza y la unidad de los pueblos como única esperanza. Ello envalentonó el argumentario de Junts pel Sí con Oriol Junqueras en Tortosa banalizando el esfuerzo de la alcaldesa: “para volver al pasado, ya están los socialistas, y para quedarse en el más antiguo pasado ya está el PP”. Le siguieron Homs, Tardà y Mas: todo es válido para no asumir el presente.

Con total evidencia Convergencia y Esquerra se mueven en la misma cuerda del PP y del PSOE para empantanar el conflicto. Dieron por hecho el referéndum y se perdió. Pero como en verdad no se hizo, hay que seguir luchando por hacerlo. No entienden, ni con el daño que sufre el independentismo presionando a la CUP para investir a Mas, el golpe que dan al soberanismo atacando a Ada Colau y a En Comú Podem, al parecer, en las actuales circunstancias, quienes mejor pueden buscar la paz entre Catalunya y España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario