domingo, 24 de enero de 2016

La CUP fortalecerá a PODEMOS y viceversa


Los titiriteros que hasta ahora nos manejaban están perdiendo los hilos que hasta ahora también nosotros les dejábamos. Radicalmente a nivel individual y suavemente a nivel colectivo hemos comenzado a andar con nuestros propios pies. Con lentitud, pero avanzando, se está quebrando el retablo. Apenas sabemos cómo sostener las nuevas realidades que están surgiendo en la política, pero sí sabemos que casi ninguno de los políticos al uso y casi ninguna de sus ideas para dirigir un país se salvan del silencio. Ahora miraremos la esperanza.

Por una parte está la CUP y por otra está PODEMOS. Son las dos caras de la misma moneda con que podremos deshacernos de las otras que aún persisten en dominarnos con el engaño y el miedo.

El sacrificio y la resistencia anticapitalista será matizado con el orden institucional y este recibirá toda la pujanza de la no resignación. Y para no caer en los mismos muñecos que hemos sido, seremos muy cautelosos por estos caminos desconocidos. Nadie puede predecir cuánto durará la transición de la mercancía al trabajo necesario justamente compartido, pero entre la oferta y la demanda iremos abriéndole paso a la relación entre la paz y la fraternidad. No son aires poéticos, sino las fuerzas y conocimientos que nos permitirán respirar la imprescindible presencia de la poesía en el ser humano. La CUP fortalecerá a PODEMOS y viceversa. Es la urgencia que nos hará personas.

No tomaremos el cielo por asalto como en las antiguas escrituras transformadoras, pero vamos con una marcha firme donde nadie se quedará atrás rogando alguna primavera. Crearemos la luz entre todos: es la única posibilidad para acercarnos al final de la oscuridad y saber qué significa la ausencia de brillantes monedas y su corte de corrupción. Nunca más seremos los títeres que ultrajan los mercados. Así será la historia que escribamos sin la manipulación de unos dirigentes lejanos. Todos los que vengan habrán de estar bien cerca de nosotros. Y si no lo hacen, seremos su pesadilla.

(También publicado en El Periódico, Catalunya, bajo el título "La CUP y Podemos, el camino de la transformación")

No hay comentarios:

Publicar un comentario