jueves, 24 de marzo de 2016

El pueblo y el individuo en los Estados Unidos y en Cuba

En su reciente discurso en La Habana, el presidente norteamericano Barack Obama dijo, entre otras cosas, que “Cuba tiene un sistema de un solo partido; Estados Unidos es una democracia de múltiples partidos. Cuba tiene un modelo económico socialista; Estados Unidos es un mercado libre. Cuba ha reforzado el papel y los derechos del estado; Estados Unidos está fundado sobre los derechos individuales.” La palabra pueblo no aparece por ningún lado en su comparación entre los dos países. Puede entenderse, con buena intención, que Estados Unidos ya superó como país ese estadio de la formación de un pueblo y que cada individuo norteamericano lo encarna. ¿Puede entenderse lo mismo de los países tercermundistas que entregan -o las transnacionales les quitan- sus mayores riquezas para fortalecer los modelos de vida de los Estados Unidos y de otros territorios del Primer Mundo mientras sus pueblos sobreviven en las más espantosas desigualdades individuales? Seguro que no.

Realmente cada persona vive gran parte de su alegría y de su dolor de forma individual. Puede entenderse de ello que colectivamente compartimos la otra gran parte. Esto podría dar a entender que muchos, muchos individuos solo existen virtualmente en internet para que los otros lo sepan.

Así podría entenderse que Cuba, con su Revolución, empezó la formación de su pueblo para poder hacer reinar los valores del individuo cubano y existir en la realidad. Como Estados Unidos. Como quisieran todos los países latinoamericanos. Sería natural. ¿Quién niega esa lógica? Pero si esto sucede, la venerable Naturaleza nos señalaría a todos: no, no se puede. Ahí nos veríamos obligados a frenar muchos derechos individuales y reflexionar para comenzar otra historia donde Estados Unidos ya no podría, como dijo Simón Bolivar “estar destinado por la providencia para plagar la América de miseria en nombre de la libertad.” Pasado, presente y futuro conviven con inmensa terquedad. Y quienes no lo entiendan así están arriesgando toda su vida y la de los suyos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario