miércoles, 31 de agosto de 2016

Imponer la mentira nos llevará a devorarnos


“La corrupción de la verdad” hecha por el PP en las luchas independentistas de Catalunya, señalada por el diputado Joan Tardà durante el debate de investidura presidencial en España, resulta una característica principal del sistema capitalista a nivel mundial. Por ello tiendo a ver o finalmente creer que las agresiones, bloqueos y campañas mediáticas a partir de la mentira que se han ejercido contra Cuba es uno de los mayores crímenes que se han cometido por lo peor de nuestra dolorosa humanidad.

Pienso que necesitamos saber cómo ayudamos a todos los proyectos sociales que, en resistencia contra las oscuridades humanas, se levantan por múltiples partes de la Tierra. Ayudarlos sin la más mínima colaboración con el objetivo de destruir la gigantesca verdad de que todo ser humano y todo pueblo tienen el máximo derecho a vivir la felicidad que todos buscamos. Y no se trata de ponerle sello de garantía a cualquiera reivindicación individual o colectiva, sino de que ya es hora de que todo el mundo aprenda a vivir libremente en cooperación permanente. Mientras a esta ilusión de vida se le imponga su desgaste o eliminación forzosa con mentiras, no habrá paz en ninguna parte del planeta.

Por supuesto que debemos estar abiertos a la crítica y la solución de los errores que cometamos durante el aprendizaje, pero también debemos estar bien alertas de que en esta crítica y solución sus protagonistas no sean los que, consciente o inconscientemente, participan de las agresiones, bloqueos y campañas mediáticas contra las luchas transformadoras en el mundo. Es triste esta posición, ya que, en buena medida, puede cortar posibles diálogos o entendimientos que podrían ser muy efectivos, pero lo contrario puede ser aún más triste, pues podría instalar en las luchas emancipadoras -la principal huella de nuestros tiempos-, la corrupción de la verdad, que es lo que impera en aquellos que no buscan ningún debate enriquecedor, sino nuestro silencio, nuestro arrepentimiento y nuestra derrota.

(También publicado en El Periódico, Catalunya, bajo el título "Al PP: corromper la verdad impide la solución dialogada")

1 comentario:

  1. “Más que las palabras de los violentos temo el silencio de los buenos” Martin Luther King

    ResponderEliminar