miércoles, 20 de abril de 2016

La ópera de la democracia en Barcelona


Había publicado el diario “La Vanguardia” estas declaraciones de la alcaldesa de Barcelona: "hemos escuchado todo el tiempo que no había dinero y luego ves que hay dinero debajo de las piedras para todas las cosas". Tras poner el ejemplo de organizaciones privadas que llaman al Ayuntamiento "porque van a hacer un congreso y les parece normal que les pongan un aperitivo de 14.000 euros", señaló que "hay acuerdos del ayuntamiento con determinadas instituciones de 100.000 euros para que los concejales puedan disfrutar de la ópera de forma gratuita. Se alquila un palco para los concejales".

En el diario digital Público también se publicó que “el medio catalán Crític ha radiografiado una a una todas las subvenciones realizadas por el alcalde anterior en el año 2014, entre las que se encuentran los cinco millones de euros entregados al Mobile World Congress o los cuatro millones a la Fórmula 1.” A ver, ¿cuántos cantan en la ópera de la democracia en Barcelona? No resulta fácil conocer a todos los cantantes del pluripartidismo en nuevas elecciones. Y lo que harán verdaderamente democrática unas elecciones es que los votantes sepamos qué se hace con cada promesa política y con todo lo que aportan las clases trabajadoras que hacen al país.

Dios mío, ¡si salieran todas las cosas, las elecciones no sólo serían libres, sino que también podrían ser, de paso, judiciales, y que conllevaran sanciones penales para todos los que han despojado de valor la soberanía de un pueblo! Las elecciones entonces serían una cuestión de sanidad pública, que es el mayor valor de una sociedad. Sabe Dios, y no nosotros, cuántas anormalidades han impulsado impunemente muchas actuaciones de ayuntamientos, consejos comarcales, diputaciones y las distintas comisiones del Parlamento de las Comunidades Autónomas y del Reino de España. ¿Cuánto dinero podríamos sacar debajo de las piedras para tanta gente que se está hundiendo por el marasmo en que algunos han puesto el Bien Común? Sería excelente, sin recurrir a Dios, hacer una auditoría de todo lo que se hace con el dinero público. Sería lo más excelente para una democracia saber qué significa el sufragio universal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario