martes, 27 de septiembre de 2016

España va a la escuela de Estados Unidos


Los Estados Unidos de América parecen destinados a enseñárnoslo todo, incluso a través de nuestros emigrantes que deben ir allá para satisfacer sus dignidades en el poder adquisitivo o las condiciones necesarias para sus investigaciones de talento. La actual contienda electoral norteamericana, al acabar con Sanders que aún siendo del mismo sistema era más cercano al cambio, es ajena a los propósitos de la política en ese país, por lo que su presencia fue un alarde de democracia imperial y finalmente el despedido pidió el voto para su rival, la señora Clinton, la misma de la carcajada al ver cómo sus guerrilleros asesinaban a Gadafi y la misma que atiza el temor a Rusia entre otras menudencias de su historia.

Mientras eso pasaba en los demócratas, un rocambolesco personaje con bastante parecido a cómo los medios pintan al mandatario norcoreano, el señor Trump, ascendía en el trono republicano. Un excéntrico millonario que se congraciaba con Putin llevó a que el Banco Mundial pensara cómo evitarlo en la elección de su director. Y desde Obama hasta el más insignificante de los ciudadanos tildaron de máxima locura a este ejemplar de pura cepa norteamericana. Es muy posible que Clinton le gane a Trump gracias al talante que el sistema le ha dado a su contrincante, aunque todo es posible en este espectáculo.

Todo eso pasa allá. Aquí, en nuestra pequeña y triste España, Rajoy espera que el PSOE liquide a Sánchez para quedarse en el gobierno. El socialista teme a Podemos, la real posibilidad para el cambio. Por ello con el 20D algo favorable, él pactó con Ciudadanos y fuimos a otras elecciones. Rajoy subió con el PP atizando el miedo a Podemos junto a IU, que se mantuvieron iguales, mientras que el PSOE y Ciudadanos decayeron. ¿Ahora? Tal vez España arrincone a Podemos y despida al PSOE, o vayamos a otras elecciones donde el aval de la enseñanza americana, como en aquel lío con la piedra Perejil, nos conmueva con el valor del PP en La Moncloa y adiós al leve cambio imaginado.

(También publicado en El Periódico, Catalunya, bajo el título "España aprende de EEUU y se despide del cambio político")

No hay comentarios:

Publicar un comentario