martes, 12 de septiembre de 2017

La solidaridad se llama Cuba

Esta vez Cuba ha pertenecido al huracán, por esa cuantía de fallecidos que nos ha extrañado tanto y por la devastación de tantos recursos vitales que a nadie ha extrañado por la fuerza que tenía el fenómeno que ya abandonó la isla. Ahora falta que Cuba vuelva a pertenecernos por todo lo que podamos hacer por su pronta recuperación. Y como toda la justicia del mundo depende siempre de a qué lado nos aproximamos, Cuba nos espera. Nuestra conversión en huracanes de ayuda nos dirá si realmente creemos todavía en la solidaridad con las mejores ideas de sus verdaderas raíces.

La mayoría de vosotros ya conocen la humildad de mi vida por estas otras tierras de lucha. Nunca preferí otros tesoros que, seguramente, ahora me hubieran agradado tener, o quizás no y siga eligiendo vivir como vivo y que aquellos que poseen otra suerte piensen en los valores que Cuba representa. Si ahora yo he podido sacar de mis cuentas mensuales 50 euros para donarlos a la isla, ¿qué no podrán sacar los que no hacen cuentas o los que hacen menos? Seguramente podrán sobrepasarme y en ello me sentiré representado extensamente.

En los próximos días diversos movimientos de solidaridad con Cuba abrirán cuentas para las pertinentes donaciones. Por lo pronto ya sé de una y aquí se las envío. Desde cualquier parte del mundo pueden hacer las correspondientes transferencias a: Caja Laboral – Euskadiko Kutxa
ES55 3035 0134 43 1340056971. Titular: Euskadi-Cuba. BIC CLPEES2MXXX, especificando el nombre y apellidos del donante. Y para cualquier consulta, diríjanse a: medios@euskadicuba.org
Nunca será mejor la cooperación que cuando se dirige a aquel lugar donde se privilegia que todos tenemos el mismo derecho a la vida y se practica con tantos pueblos diversos en nuestro adolorido mundo como lo hace durante décadas, a pesar de las circunstancias de bloqueo y continuas interferencias hacia ese afán de compartir siempre lo poco que tiene, esa tierra huracanada donde Patria es Humanidad que lleva el nombre de Cuba.


domingo, 10 de septiembre de 2017

Nuestra mayor responsabilidad es la esperanza

Más que la era digital, vivimos la era de la manipulación en todos los aspectos de la vida cotidiana por unos poderes económicos, políticos, culturales y mediáticos que buscan librarse de la fuerza que tienen las legítimas reivindicaciones populares. Cuando la mayoría de los servicios públicos, recortados sus presupuestos, crean el ambiente idóneo para una privatización completa, la vida entera está en peligro. Ya no solo las empresas del agua y la electricidad son privadas, es toda la nación refundándose en un contubernio público-privado con la sanidad, la educación, la cultura, el deporte, las comunicaciones, los medios informativos generales y la militarización del Estado.

Gran parte del gobierno estatal, el autonómico y el municipal entienden que esta perversión se adapta a la realidad del mundo actual. Usan el poder democrático con que los elegimos para darlo a la libertad de la gran empresa y esto no solo afecta a las entidades públicas, sino también a las medianas y pequeñas empresas cooperativas que junto a cada persona ven privatizarse, a favor del gran empresario, sus derechos a la existencia con la aceptación del poder adquisitivo ciudadano como el súmmum valor para acceder a los bienes esenciales y, desacreditado el insostenible uso de las armas para defenderse, al acceso de algún poder en el abanico de la manipulación. Así los dos valores principales de nuestra convivencia, con la expansión de las guerras neocoloniales que nos hacen cómplices de un mortífero modelo de vida, alcanzan la máxima perversión.

Todos los trabajos y los trabajadores ya no dependen de su auténtica realización y necesidad, sino de la estimación ganancial que proyecten. La democracia se acomoda a la libertad de una pelea que se pacifica mediante la seguridad privada. Una aberración donde las grandes aseguradoras privadas eligen el valor que trasmitimos con un seguro privado. Nuestra humanidad se cotiza en un sistema donde la inmensa mayoría de la población no tiene voz ni voto para transformarlo. Frente a ello solo nos queda hacernos anti ese sistema y así evitar que nos prohíban el instinto de la supervivencia.


En Catalunya se empieza a imaginar un cambio radical y, a pesar de las múltiples dudas con el camino, dada la relevancia que tienen en él muchos de los que glorifican al sistema, estamos frente a la disyuntiva de creer o no creer que el proceso independentista puede alcanzar otras victorias. No creer es creer que las movilizaciones populares que luchan por una -aunque sea una sola-, legitimidad social, no crean capacidades para un cambio total. No creer es también creer que cada uno de nosotros significa muy poco. Entonces, hay que creer que nuestra mayor responsabilidad es con la esperanza. Creer que todo puede empezar no solo con las necesarias movilizaciones de la Diada y del 1 de octubre, sino en el imprescindible proceso constituyente que debe iniciarse al día siguiente donde han de blindarse tres declaraciones: 1-La lucha emprendida basa su justicia en que ha de ser compartida con todos los pueblos de España. 2-El modelo de producción y consumo que discrimina a millones de personas en sus iguales derechos a la vida y se engulle al planeta debe ser suprimido. 3-Las guerras neocoloniales deben ser condenadas como crímenes de lesa humanidad. Y solo después de este blindaje, comenzar a decidir que el derecho al sustento es de todos y que por ello ni el trabajo, ni la vivienda, ni el agua, ni la alimentación, ni la sanidad, ni la educación, ni la electricidad, ni el gas, ni las comunicaciones, ni los medios informativos generales, ni las principales investigaciones científicas y técnicas, ni la Banca y ni siquiera las buenas vacaciones deben su efectividad a su perversión. Por creer que Catalunya puede ser un comienzo, y apartándome de mis propias manipulaciones, rompo las cadenas del miedo que me inoculan el gobierno español, Europa y los privilegios del Primer Mundo al monopolizar la violencia de la ley con sus pervertidas democracia, libertad y paz pública, y participo del proceso independentista catalán. Puede que en estos momentos no existan en Catalunya y en España las disposiciones revolucionarias necesarias para las decisiones queridas, pero sí las pueden impulsar. Entonces, tal vez, Catalunya y España comprendan y aprendan algo sobre la resistencia de Cuba y Venezuela.

lunes, 4 de septiembre de 2017

Para Cuba el máximo respeto

Desde luego que Cuba no es Jauja, pero por seguir luchando con sus principios humanistas el respeto a ella debe ser máximo.

Con el título “Cuba, decadencia y comunismo”, el barcelonés Enric Vivanco escribe en El Periódico de Catalunya que “constata”, después de “visitar 3 veces la ciudad de La Habana”, que “el comunismo no tiene futuro”. Todos somos libres de pensar lo que estimemos, pero la falta de una real argumentación rebaja la constatación. Dice que compró “diez libros por valor de 210 euros”. Supongo que fue a librerías privadas y obtuvo ediciones raras. El pueblo cubano es bueno, pero no tonto. Yo pagué 10 euros en la céntrica librería Fajad Jamís, subvencionada por el Estado, por 21 obras de la literatura universal. También él escribe sobre “la prostitución femenina y masculina”. No hay que viajar tanto para ver lo que en Barcelona alcanza niveles de degradación inconcebibles en Cuba.

Igual escribe espantado que “observó cómo se peleaban estirándose del pelo varias mujeres por no respetar el orden de una cola para entrar en un cine”. Qué violencia más curiosa ante los desastres sociales, secuestros y asesinatos que priman en México, Colombia, Brasil y en tantos otros países de nuestro sufrido planeta, pero que él no conoce por sus preferencias habaneras. No se va a Cuba tantas veces para no ser comunista, quizás debe irse para pensar en el mundo y hacerlo nuestra preocupación principal.

Dice que “la sanidad y la enseñanza gratuita y universal se han convertido en que la mayoría de profesionales están en las misiones aportando divisas al Estado”. ¡Qué grande debe ser un país, pobre y acosado por el vigente bloqueo económico, comercial y financiero de los EEUU y seguido hasta hace muy poco por la Unión Europea, cuando puede formar a tantos profesionales que contribuyen a sostener el coste de esos servicios que, a pesar de todo, se mantienen en pie gratuitamente para todos los cubanos gracias a un Estado que los prioriza de acuerdo a sus posibilidades y que igualmente también organiza misiones similares a más de 40 países que no pueden pagarlas. Si esa solidaridad la hicieran los países ricos, ¡cuán grande y cuán hermoso podría ser el mundo! En Cuba no se constata que “el comunismo no tiene futuro”, sino que es la especie humana la que lo pierde si no prioriza la vida de su propia civilización en peligro de desahucio.


miércoles, 30 de agosto de 2017

Ser revolucionario el 1 de octubre o no saberlo

 Cuando más de 2 millones de personas podrían desafiar el orden establecido, la pérdida de su patrimonio y afrontar la cárcel por hacer funcionar unas urnas prohibidas, es que han asumido una posición bien radical. ¿Se llegará a la radicalidad de enviar esa realidad hacia otros pasos revolucionarios o la encrucijada marcará la dura aventura de una gran ilusión?

La CUP es radical en su lucha por la independencia catalana. ¿Es que se puede ser de otra forma? Está planteado en su cartel de la barredora de tantos males que nos aquejan. Los postconvergentes no lo entienden. ¿Puede hablarse de ampliar las bases independentistas o ya está bien como están? Los postconvergentes quieren un Nuevo Estado que después de obtenido fije las transformaciones necesarias. ¿Cuáles? He aquí el nudo gordiano que aún no se ha desatado. ¿Acaso la aprobación de las medidas austericidas de la UE que favorecen a los más ricos, la pertenencia a la agresividad de la OTAN con sus andanzas por el mundo y la preferencia por los maratones caritativos de TV3 en vez de una sensibilización con los significados de la Revolución Bolivariana en Venezuela a la que se le criminaliza incluso más que la TVE son las claves del cambio? Ello es el mayor desafío entre la decisión de arriesgarlo todo por tener unas urnas y la escaramuza nocturna que ama la radicalidad de votar y ganar el referéndum del 1 de octubre sin saber qué es.

Resulta bastante claro que con la manipulación mediática contra la CUP y que, con naturalidad, acogen las mayorías independentistas en nombre de la astucia y el buen hacer del catalanismo, sea la CUP quien se hunda en próximos comicios, aunque también puede salirle el tiro por la culata a los poderes que lideran el procés y la CUP emerja como la única vía para el triunfo independentista. Si la CUP logra insuflar en la sociedad que ser radical es la única solución para las luchas de los pueblos, las urnas señalarán su impostergable camino revolucionario en todas las soberanías populares.


lunes, 28 de agosto de 2017

Inversiones que son la bomba

 Quienes tienen alguna responsabilidad en las guerras con que se relacionan los atentados terroristas, pueden no escuchar los pitidos y abucheos dados, pero es el mejor homenaje a las víctimas: intentar, querer simplemente que no aumenten. Algo casi imposible por la corrupción con que el poder asume la realidad y le inocula la mayor impotencia para regenerarse.

En el año 2012 las entidades Setem y Justícia i Pau elaboraron un exhaustivo informe: “Inversiones que son la bomba. Negocios de la banca con empresas españolas de armamento”. En su preámbulo leemos que “las maneras de financiar a la industria militar no son únicamente las que resultan más evidentes, por su relación directa entre el banco y la empresa de armas, sino que existe un entramado financiero complejo (público y privado) en el que la industria militar recibe apoyo de los bancos a través de grandes transnacionales, empresas de capital riesgo, inversores particulares, infinidad de intermediarias financieras y SICAV. El apoyo financiero que ha recibido el complejo militarindustrial mediante participaciones accionariales, fondos de inversión y créditos de 2007 a 2011, nos muestra que se han desviado al menos 1.372 millones de euros al sector armamentístico, (casi 2.300 si contamos la participación de la SEPI en EADS), que hubieran podido ser destinados a dar apoyo a otros sectores de la economía con efectos más positivos sobre la sociedad. Los diez bancos que han participado en el negocio armamentístico con mayor volumen de negocios y mayor presencia en empresas de armas españolas en el período estudiado son, por orden de importancia: Bankia, Liberbank, Banco Santander, Caixabank, BBVA, Catalunya Caixa, Banco Popular, Banco Sabadell, Ibercaja y Bankinter.”


Aún cuando los gobiernos de España y de Catalunya apoyaron esta investigación, ya advirtieron que “no refleja necesariamente su opinión”. Es la democracia y la libertad que continuará su perversión guerrera al tiempo que no escucha unos pitidos y abucheos.

lunes, 21 de agosto de 2017

Con el dolor y más allá del dolor de Barcelona

Preguntemos al moro, al negro, al indio, al sudaca, por qué tienen los ojos húmedos. Otra vez lloran ante el horror de un atentado terrorista y por ellos mismos. Su imaginario histórico y colectivo aún muy actual es del máximo dolor. Sus ojos cargan con la humillación, el saqueo y la destrucción de su esperanza: no ser el animal a que los han condenado. Unos luchan contra ese almacén abominable y otros se fanatizan para librarse de todo lo que les ahoga su sencillo corazón.

Aunque sea cierto que, por turbar las mentes de unos jóvenes educados en los valores occidentales de Catalunya, un imán animalizado de Ripoll logró enloquecer la cálida tarde de las Ramblas de Barcelona, todo está más allá de ellos, víctimas repugnantes de sus propias muertes.

Desde Wikileaks, Snowden y la BBC podemos encontrar notas similares a “Cómo los Estados Unidos, Europa e Israel contribuyeron a crear el Estado Islámico”. Entre todas resalta la investigación del profesor de la universidad de Ottawa Michel Chossudovsky, economista canadiense y director del Centro de Investigación sobre la Globalización en Montreal, titulada “24 verdades que los gobiernos occidentales no quieren que la población conozca acerca de ISIS y Al-Qaeda”. Por ellas muchos nos preguntan “¿Cómo es posible que sigan el juego de los Estados Unidos encaminado a crear un estado mundial policial, pasando por la destrucción de pueblos, culturas ancestrales y restos de antiguas civilizaciones? La barbarie en su máxima dimensión.”

Hay mucho por qué llorar y condenar, tanto como informarnos y pensar por qué esta vorágine irracional. Seguir el camino de los EEUU y continuar el mismo papel jugado en el Medio Oriente, ahora con la manipulación de la realidad en Venezuela, intentando orientar el destino de los recursos naturales de ese país mediante el derrocamiento de su gobierno, sería prolongar la amnesia. Imponerle al mundo tal violencia en los derechos humanos no contemplados para todos generan el satanismo de Trump lanzando sobre Afganistán “la madre de todas las bombas” y amenazando a Corea del Norte con “lanzarle fuego y furia como la humanidad nunca ha visto”. Ese poder engendra la animalización de la vida cotidiana. La violencia terrorista solo podrá derrotarse deteniendo la barbarie de una prepotencia que a su antojo nos construye y nos destruye nuestra condición humana.


sábado, 19 de agosto de 2017

Lo que nos falta sobre los atentados terroristas

Entender las causas de la violencia terrorista es empezar a resolverla, pero en ello es en lo que principalmente está dividido el mundo. Y lo peor de la situación es que el mensaje por su solución sin un acuerdo sobre sus causas ha calado hondo en buena parte de la sociedad primermundista. Pasa lo mismo con diversos males mundiales como el expolio de los recursos naturales a los países más débiles, las guerras que se emprenden desde los centros más armados, la extrema desigualdad en la distribución de la riqueza del planeta y la imposición de una ideología francamente regresiva y exterminadora: la irremediable aceptación por parte de toda la humanidad que las sociedades, las políticas, las economías y las bases de las relaciones internacionales deben pasar obligatoriamente por la sumisión al sistema capitalista. ¿Es que ya no pensamos?

En una gran valla de mi pueblo están colocadas, con el apoyo de todos los grupos políticos y las diversas entidades sociales, estas palabras del magnífico hombre que fue Vicente Ferrer: “La pobreza no está para ser entendida, sino para ser resuelta”. Ello evidencia hasta dónde hemos llegado, incluso hasta con la más inmensa buena voluntad, en la comprensión de los graves problemas que afectan al mundo: resolverlos sin entenderlos. Esto se ha convertido en el máximo sostén de la civilización humana. ¿Es que el sistema capitalista, con su elección de vida tenida como insostenible para todos, no es el que nos está llevando a esta catástrofe planetaria que estamos viviendo?

Cuando sentimos tanto el horror de los atentados terroristas en Nueva York, Madrid, París, Londres, Manchester, Bruselas, Niza, Sant Petersburgo, Berlín, Barcelona y también en Kabul, Bagdad, Trípoli, Bengasi, Damasco, Alepo, Homs, Ankara, Estambul, El Cairo, Alejandría, Somalia, Túnez, Mali y en tantos otros lugares que debían ser de paz, ¿qué pensamos? Al parecer se nos agota el pensamiento: No hay sentido, no hay razón, exclamamos. ¿Y qué más? Eso es lo que nos falta.


jueves, 17 de agosto de 2017

La verdadera llegada de la revolución cubana a Peralada

Bajo el título “La revolución cubana llega a Peralada”, la reportera de El Periódico, Martha Cervera, comenta las declaraciones del artista Carlos Acosta, director de la compañía Acosta Danza: “El bailarín se siente en profunda deuda con Cuba y aprovecha su enorme influencia y fama como estrella internacional de la danza para potenciar la danza de su país”. Y recoge sus palabras: “Todos salimos y nacimos de Alicia Alonso, bailarina y fundadora del Ballet Nacional de Cuba. Esta continuidad que viene tras ella es fruto de su trabajo. Nadie lo puede negar.(….) Con la carrera que he tenido, estoy en condiciones de poder ayudar ( y no ) olvidar que mi país me dio la oportunidad de formarme como bailarín gratuitamente, cuando yo era muy joven".

La principal forma de ayudar a los pueblos es el reconocimiento o la denuncia a los responsables de sus sistemas sociales y esto Carlos lo aborda en toda su legitimidad. Alicia Alonso es la bailarina por excelencia fiel a la Revolución Cubana. Y un abordaje que no le correspondía a él: mientras las entradas al Castell van desde los 120 hasta los 45 euros, en el Gran Teatro de La Habana no pasan de los 20 pesos cubanos, unos 70 céntimos de euro. Podría decirse que los salarios en Cuba son muy bajos comparados con los españoles, pero si se observan las grandes gratuidades que a todo el pueblo el Estado Cubano otorga en la sanidad, la educación, el deporte y la cultura, podemos comprender mejor la magnitud de la presentación artística en Peralada. El coste para acceder al principal teatro cubano puede pagarla hasta el más pobre de los cubanos, mientras que en España no es accesible ni por poder adquisitivo ni por inquietudes culturales promocionadas por las instituciones públicas para la inmensa mayoría de los españoles. Ahí está la más rotunda irrupción de la revolución cubana en Peralada. Es esa verdad la que hoy late en toda su fuerza con la compañía Acosta Danza y su gran artista en el exclusivo Festival del Castell de Peralada.


miércoles, 2 de agosto de 2017

El eje Aznar-González echa a andar su maquinaria belicista

Con España dirigiendo la ofensiva contra Venezuela, quizás como un encargo de Washington ante la convulsa presidencia de Trump, los expresidentes del Reino claman que “hay que impedir que se consolide otra Cuba” y “hay que darse prisa, pues está muriendo mucha gente”.

¿Por qué temen la consolidación de ese país y se preocupan tanto por sus muertos? Al fin y al cabo Colombia, que está al lado y donde la historia de sus muertos es incalculable, no está del todo consolidada con el gobierno preferido por los antiguos líderes españoles. Igual podríamos decir de México y de tantos otros países latinoamericanos donde la preocupación por sus muertos no los alarma.

Estos ejemplares de dirigentes, felizmente ya idos, saben más a sus puertas giratorias con el petróleo venezolano. Y lo más inhumano: nunca abogan por alguna solución dialogada en el conflicto, pues si bien la oposición al chavismo con el poder en la Asamblea Nacional es legítima, también lo es, y mucho más, la Asamblea Nacional Constituyente que el país ha elegido con la más profunda legalidad constitucional venezolana.

¿Quién tiene la verdad y la razón en la mano? Los pobres no la tienen por ser pobres, la tienen por la guerra económica endurecida por la oposición desde la Asamblea Nacional y la consiguiente violencia que ha desatado.

¿Que puede parecerse a Cuba la consolidación chavista en el poder? Hasta ahora esa no es la realidad de Venezuela constatada por la propia existencia del grupo opositor y del sistema capitalista imperante, pero, evidentemente, si una significativa parte del poder político, ante la intransigencia al diálogo de sus opositores, quiere parecerse a Cuba, ¿por qué condenarla? Cuba es un país consolidado, con su economía en franca recuperación, sin violencia, reconocido por sus esfuerzos sociales, su solidaridad internacional y sin esos muertos que preocupan a estos señores de la guerra en la turbulenta España. No, no me pasen gato por liebre y aprendan algo más de sus experiencias políticas.


lunes, 31 de julio de 2017

Venezuela: La llama imprevisible

Estamos divididos, nadie lo duda, profundamente divididos, y no solo en una ciudad, una región o en un país, la rueda de la polarización está desplazada al mundo entero: entre los que viven con las mayores cuotas de distribución de la riqueza y los que mueren padeciendo las mayores angustias por no poder acceder a lo que es de toda la humanidad. Está en plena vigencia la frase de Warren Buffett: “Por supuesto que existe lucha de clases y mi clase la está ganando”.

La clase de los ricos está ganando la lucha a los pobres: tienen todos los recursos y medios para ganarla. Si las celebradas elecciones a la Constituyente Venezolana que le dieron el triunfo al Chavismo se hubieran efectuado en Argentina, México, Brasil o en cualquier otro país de los que giran en la órbita de las clases altas, la aceptación nacional y mundial sería total: han ganado el derecho a seguir viviendo su orgía de perfumes bajo un sol extremadamente luminoso. Pero si el derecho a no morir apestando bajo la niebla estalla en algún sitio, hasta en el más pequeño, que no gira en esa órbita, este derecho debe ser vilipendiado y finalmente derrotado.

Existen miles de matices como existen millones de personas en nuestro doloroso mundo, pero la frase de Buffett es la que fortalece al Chavismo: La victoria de la Asamblea Constituyente en Venezuela se va a defender hasta con los dientes.

Por supuesto que a partir de ahora todo es imprevisible. Pero los que mueren por un Orden Mundial asesino, lo mismo en el ardiente país suramericano que en una patera en el Mediterráneo, en un trabajo precario en España o en una lucha de clases en cualquier lugar del planeta, van despertando de su aburrida peste bajo tanta niebla incontrolable.


Cuando los Bancos y las Transnacionales ganan tanto, aunque logren sostener a una clase media contenta con su diferencia, son todos ellos, conscientes o no, los que incendian el mundo con sus inmundas ganancias. Así, la llama imprevisible nos alcanza a todos donde quiera que estemos.

sábado, 29 de julio de 2017

Venezuela: El triunfo sobre el horror

Permitido por el legítimo gobierno de Venezuela, la oposición celebró hace unos días un referéndum diciendo que habían votado más de 7 millones de personas. ¿Por qué esa oposición no acepta la votación que ahora quiere hacer el gobierno? ¿Por qué tampoco la aceptan otros países, como España, que apoyaron el referéndum opositor? ¿De qué democracia, pluralidad, derechos humanos, libertad, tolerancia, reconciliación social y otras pertinencias hablan? ¿Vamos a la jungla? ¿Esa es la idea?

La violencia que la derecha fascista busca entronizar en Venezuela no tiene límites ni con la ingenuidad ni con la brutalidad. Esas fuerzas harán lo que sea para desestabilizar a un gobierno popular y los medios se encargarán del resto para la apropiada acción interventora del Comando Sur norteamericano.

Sencillamente, para la derecha mundial el aliento popular debe ser aniquilado de la historia y contra él crearán y desarrollarán los más denigrantes espectáculos de la infamia. Todo es aceptable. No se privarán de nada. Porque el objetivo fundacional de la derecha, aún cuando ahora tratemos la urgencia de Venezuela, somos todos los que luchamos por un mundo distinto a la jungla donde ella concibe al ser humano.

Ningún proceso político, con intenciones de mejorar las relaciones humanas hacia la izquierda, está libre de ser degenerado por la derecha con la más cruda manipulación de la realidad. Esa es la esencia donde crecen las raíces de la derecha, aunque algunos sigan diciéndonos que se acabaron las ideologías. Indudablemente existen matices en ambas corrientes, pero un día habremos de encontrarnos todos y el vencedor tendrá que ser la vida. ¿Será posible si la izquierda entra en la pesadilla de la jungla que tiene la derecha como concepción humana? Está visto que salir de ella ha sido la historia de la humanidad para triunfar sobre el horror. Y ante los matices, bastante claros al vernos, la izquierda no puede descuidarlos ni tampoco sentarse a mirar cómo la confunden, la dividen y la aplastan.


miércoles, 26 de julio de 2017

Venezuela: 3-La victoria de la doncella

“Chávez sigue registrando 60% de aprobación, por lo que es muy difícil pensar en el fin del chavismo por muy aguda que sea la crisis”. Así escribió en “Cinco mitos sobre la crisis en Venezuela (y lo que pasa en realidad)” Daniel Pardo, corresponsal de la BBC en ese país el año pasado. Y no se trata de alguien consciente de la realidad latinoamericana, pero, entre líneas, revela el inmenso cambio que representó Chávez para los más pobres de su país.

El atlético recién liberado y agasajado por sus saludables simpatizantes, junto a su glamurosa esposa, no son reflejos de los carteles de “HAMBRE”, “DICTADURA”, CUBANIZACIÓN”, “ODIO A MADURO” y “NO SE PUEDE SALIR A LA CALLE” que alzan las manifestaciones anti-chavistas. Estos “cinco mitos” que el periodista echa abajo están absolutamente vigentes. Si vemos el Telediario de TVE, con su flamante corresponsal en chaleco antibalas, diciendo que la oposición llama a “comprar alimentos para tener provisiones en los próximos dos días en que hará huelga general”, mucho más actual es el artículo de la BBC que se acerca a una verdad que, aún enredándola, emerge como el rico petróleo.

“Los cinco mitos” de la oposición se tambalean junto a los más ágiles gestos de unos manifestantes que insisten en que son potentes. Claro, su país debe ser así para que vuelva el otro que Chávez desterró y para ello intentan llevar la realidad al abismo.

El gigantesco apoyo mediático, pues en Venezuela la mayoría de los medios está en manos opositoras y existen oficinas de los más grandes medios internacionales, sirve para redondear la mentira. Pero volvamos al corresponsal de la BBC: “Pese a esto, los centros de las ciudades y pueblos son durante el día tan o más bulliciosos, folklóricos y divertidos que en cualquier otro lugar de América Latina”. También leo en otro artículo dentro del mismo que cito, las palabras de una joven de la clase alta que parece disculparse con su doncella:

“Nosotros, mi generación, no entendíamos el sufrimiento de los pobres”


Venezuela: 2-El esperpento de la doncella

Desde hace un buen tiempo la oposición venezolana, EEUU, la OEA y hasta la Unión Europea pedían elecciones en Venezuela y denostaban la Constitución Chavista. Todo con cierta calma hasta que esa misma constitución llevó a sus opositores a una mayoría en el Parlamento. El gobierno chavista reconoció su derrota parlamentaria, pero esperó que los nuevos diputados cumplieran con la constitución que les entregó esos escaños. Grave descuido de los chavistas en la organización popular para esos comicios y aún más grave error esperar de sus opositores que cumplieran con su mandato de desarrollar la constitución chavista. Y comenzó a verse el rostro del triunfo parlamentario. La oposición, reinante en el hemiciclo legislativo, no solo se planteó abolir la Carta Magna que les dio cierto poder, sino también derrocar al ejecutivo mediante la promoción de una cruenta guerra económica al país sin que a ellos les afectara. No aceptó ningún diálogo y radicalizó sus objetivos apostando por la violencia cotidiana. Entonces comenzó la crisis actual entre chavistas y opositores. Pero si el chavismo tuvo un descuido, la oposición también pasa por él con el más flagrante desprecio al pueblo: olvida su fuerza cuando se organiza y se moviliza.

Ahora, ante la decisión del presidente legítimo del país, amparado en el artículo 348 de la propia Constitución vigente que le otorga el poder de convocar una Asamblea Nacional Constituyente, la oposición no quiere esas elecciones y defienden la Constitución Chavista. ¿Están defendiendo a Chávez? Magnífica noticia. Lo más natural es que apoyen a su auténtico sucesor. “¿Apoyarlo? ¡Maldito verbo!” ¿En qué quedamos señores? ¿Por qué temen? Participen y voten No. Pero el No opositor al chavismo solo acepta que el chavismo desaparezca sin contar con el pueblo que ya le descubrió la cara. Su retroceso humano es muy visible y la doncella se rebela: aquella virgen y criada que usaron para manipular la realidad les ha convertido su parlamento en un esperpento.


Venezuela: 1-La realidad es una doncella

¡Cuántas cosas hemos de tratar! ¡Cuántas luchas pueden fundirse en una sola! A veces el tiempo se vuelve egoísta y pareciera que no nos permite el más mínimo desliz. Quizás sea el espacio en que más debemos cuidar de la serenidad -por decir algo-, y no descuidar a los niños, ni a los viejos, y ni siquiera perdernos un paseo bajo la luna que siempre nos recuerda nuestra humanidad. Nos lo dicta el horroroso tiempo que vivimos y habremos de vivir con la mente limpia y el corazón abierto. Es que bastaría un Telediario para tirarnos por la ventana y no. Hay mucho por hacer y rehacer.

¡Es Venezuela hoy la línea continua! Todos pasamos por allí. Allí nos jugamos todos los esfuerzos y todas las ilusiones con que vivimos para desterrar el horror. Allí se refuerzan o se agrietan las líneas de la esperanza en cualquiera de nuestras luchas. Allí la derecha venezolana y mundial nos ha creado otra realidad como en un videojuego para que matemos nuestro propio aliento. Han llegado a la perversión más absoluta con las comunicaciones. Pasan por el tamiz de la conveniencia los hechos más ingenuos y los más brutales: “Miles de venezolanos hambrientos buscan comida en los contenedores de Caracas”. ¿Es que en Madrid, Barcelona y en tantos otros sitios nadie busca en los contenedores de basura y es preciso enviar a una corresponsal a la ciudad asediada por una guerra económica? La manipulación informativa es obscena: “Un grupo de enmascarados chavistas asalta el parlamento venezolano y causa numerosos heridos”. ¿Es que los enmascarados que saquean supermercados populares, queman chavistas vivos en plena calle, incendian hospitales infantiles, centros educativos, y se dejan ver como los llamados “guerreros de Dios” que lanzaron granadas sobre instituciones oficiales venezolanas resultan actos de generoso terrorismo? La realidad es una doncella.


Si no miramos la vida con los ojos desnudos difícilmente podremos saber qué le pasa a la vida. Y hay que saberlo para vivir con algún amor todavía.

martes, 18 de julio de 2017

El TÚ y el YO en una Revolución

La cercanía del 26 de julio -otro aniversario de principios revolucionarios- llena de sano orgullo a todos los que lo celebramos. El tiempo puso brasas sobre aquellos jóvenes que, fieles a la autoría intelectual de las ansias cubanas, no podían hacer otra cosa que cumplir con su época tal y como lo hicieron. Justamente tal festejo nos recuerda la identidad en que se afirman nuestros pasos por el mundo: Habrá Cuba para todos los que la aman o la isla se descompondrá en cátedras y tribunas aisladas con los que no tienen capacidad para culminar en cooperación la rebeldía que impulsan.

Los que llevaron sus principios al cuartel Moncada en 1953 iban ardiendo en rebeldía para generar cooperación. Sabían que sin esa unidad de pasiones la intransigencia se vacía. Ahora cualquier cosa puede pasarle a los caminos que se encienden, pero el misterio mayor se revelará en aquellos que aman esos principios ante las turbulencias que los amenazan. Porque no hablamos de obtener el poder revolucionario, sino de sostenerlo con coraje y sabiduría para que sirva a todos los amantes.

Cuando los principios se atascan en el corazón y en la mente de una vida humana, cualquier camino puede incendiarse. Entonces solo cabe que ningún caminante haga fuego en la soledad de sus comprensiones ni ahonde las heridas con los escombros de sus hermanos. Cuando la palabra no ayuda, hay que ir al gesto, y cuando este también falla, hay que encontrarse, explicarse y que se diriman sin furia todos los asuntos. Quienes no den esos pasos serán barridos por la historia.


Siempre somos, aunque nos animen nuestros antepasados gloriosos al camino que entendemos, una bandera desnuda, libre de las vestiduras, las nostalgias y las predicciones de lo que no pudieron hacer otros. Y de eso trata el homenaje a los héroes. Hay que hacer ahora lo nuestro e intentarlo sin creer que lo podremos hacer todo. Siempre quedan muchas tareas para que otros realicen su entendimiento. Es en ese andar continuo dondequiera que nos coja la noche o el alba el que nos avisa qué hacemos con la bandera: cuánto tiempo, realmente, le dedicamos a expandirla, por cuánto tiempo arrinconamos los laberintos por los que pasa y en qué tiempo vivimos para que se entienda cómo la alzamos. Sin esa determinación es imposible saber si vivimos una época que nos aniquila o nos aglutina con los pasos que nos identifican. Saberlo permitió a los moncadistas reunir a la mayoría de los cubanos. Saberlo hoy significa todo el poder de los principios sin una competencia de iguales para el esfuerzo que demanda la Revolución. El momento no es para el show que haga más visible la rebeldía y sí para la firmeza en la cooperación. La historia cubana posee episodios elocuentes de esa postura y por si fuera poca, la Venezuela Chavista nos enseña ahora mismo los peligros de un TÚ y un YO en el horizonte. Grandísima faena para todos, pero con absoluta evidencia de que si el NOSOTROS no prevalece habremos despojado de su inmenso significado a la mayoría de los cubanos y se impondrán el TÚ y el YO que -valga la necesaria redundancia-, si se enarbolan como lo único que somos en una Revolución verdadera, serán derrotados.

miércoles, 28 de junio de 2017

No hay vuelta atrás, compañeros

La lucha a que nos enfrentamos con la nueva situación creada por Trump no nos aleja de la emprendida por su antecesor. Ya todo es parte de la misma situación: EEUU quiere y hace todo para destruir a la Revolución Cubana y Cuba quiere y hace todo por mantenerla. El consenso que provocan estas posiciones es inevitable y todos los cubanos tomamos partido. Quien piense que el país puede volver a la confrontación está pensando hacia un lado de la situación y el propio pueblo cubano se encargará de situarlo en esta realidad enraizada con nuestra historia. No hay vuelta atrás, compañeros míos. Cuba entera se ha unido a las líneas elegidas por nuestro gobierno al restablecer relaciones con los EEUU, invitar a su presidente al país, permitirle su discurso a todos los cubanos y hasta jugar con Pánfilo. Quizás sea este último aspecto el impacto que más debemos atender. Ya está inscrito en nuestra historia como el símbolo de nuestra capacidad para sonreír con el beligerante sin renunciar a nuestros principios.

Más allá, o como firme aliado, de nuestros artículos donde justamente exaltamos las convicciones revolucionarias, pienso que necesitamos mayor creatividad en nuestras relaciones, tanto entre nosotros mismos como con muchos otros que no participan de todos nuestros puntos de vista pero que podemos perfectamente estar juntos en cuanto nos cohesionamos por la soberanía del país. Aún condenando a algunos de los actores de programas que buscan apresurar nuestra historia, como ya lo he hecho, siento que en tal gesto solo me he acercado al rechazo y no he dado ningún paso para crear las posibilidades que puedan generar encuentros provechosos. ¿Cómo no encontrar relaciones en nuestro propio entorno sin que ello signifique traicionar a nuestra historia? Aún teniendo todas las pruebas que avalan nuestras posiciones, el tiempo sutil en que hemos entrado nos demanda relacionarnos con las reprobaciones que no busquen retrotraernos a la confrontación. Se impone la visión de alejar la arrogancia de los extremos dondequiera que se asome. Resulta una gran lección que, ante lo anunciado por Trump, la firme respuesta de nuestra Dirección Política incluya que “El gobierno de Cuba reitera su voluntad de continuar el diálogo respetuoso y la cooperación en temas de interés mutuo”. Ello no es un eufemismo, es un compromiso indeclinable con el pueblo cubano y la creencia de que los cambios en la interrelación mundial han de ser políticos y pacíficos. Igualmente se asume que ello depende de la evolución que se enraíce en las múltiples sociedades del planeta. De la misma forma han de avanzar las interrelaciones internas sobre la base del respeto y la cooperación con la historia de cada país. Con el que no tenga claro que la Revolución Cubana de 1959 constituye el máximo esfuerzo para conseguir esos frutos en la isla, habremos de compartir también que no hay vuelta atrás hacia caminos destructores. Salvarnos es la única opción.


Entender lo que ha hecho nuestro gobierno para llevar a Obama a decidir cambiar la política de EEUU hacia Cuba es el desafío que aún muchos no practicamos. Entender lo que hacemos para afrontar el retroceso anunciado por Trump es la creatividad que aún no hemos concebido precisamente por no estar practicando el desafío que aceptamos. No tengo recetas para estos entendimientos, pero resulta muy diáfano que ellas se encuentran en la viva cotidianidad del pueblo cubano, un pueblo enormemente participativo y emprendedor con su salvación. Sin menospreciar la divulgación que podamos hacer de nuestras convicciones, no es ella nuestra principal carta victoriosa. Estamos en tiempos de acciones contundentes que cohesionen los impulsos de todo el pueblo para practicar desafíos y elevar creatividades. Podría ser letal tranquilizarnos con nuestras convicciones. Quizás de eso trata que entendamos los triunfos de la historia.

martes, 27 de junio de 2017

Punt de fuga per Catalunya

La poesía nace con la respiración, crece con los caminos y muere cuando, cansada de tanto o poco respirar y de tantas o pocas andanzas, el poeta se inmola en el síntoma que le impide animar la palabra. Por suerte para él y para todos los que disfrutamos del verso, ya sea rítmico y melodioso o simplemente con la fiesta del espíritu, Quim Vilar encuentra los caminos para respirar y escruta los vocablos que lo asaltan en las sorpresas de revivir sus exigentes hojas en blanco.

Ahora el poeta se acompaña del fotógrafo Martí Rovira y juntos emprenden la exposición del verso y el instante con las Gavarres de fondo. Ambas creaciones constituyen una celebración de la especulación oral y la instantánea visual del corazón. Ninguno pregona otra eternidad que no sea la de respirar el aire por donde caminan. En cada paso desnudan el placer de compartir la frondosidad y el sonido de su querida tierra catalana: la hacen nuestra.

“Punt de fuga” se denomina lo que acabamos de presentar en la Biblioteca de Calella con una veintena de voces y reflejos que han nacido para crecer en los más diversos espacios de Catalunya. Con las variadas formas metafóricas de la palabra y la visión entramos en los secretos que nos dan el aire necesario junto al “Nespler” y al “Xuclamel”. Igual sucede con los misterios del “Bosc” y del “Desordre”. Y lo mismo con la “Nereta”. Todo se convierte en “Cançó” para que la sencillez del alma se deshaga con el viento, el agua, los árboles, las flores y esos pájaros inmemoriales que nos guían en la búsqueda de la belleza. Así nos asomamos a la realidad iluminada del sentimiento :

“T´escric un vers i canvia el món.”

Porque así pasa la vida sin apenas darnos cuenta que pasando nos hace versos:

“I en el fons del teu cor
deixo escrit que t´estimo.”

El poeta es consciente de que nunca debe explicar el clamor con que respira:

“Fabulosos camins
han trobat els meus somnis.”

Solo comprende la invitación que ha recibido del “cucut” y la escribe:

“—Que bé! Aquest any no ens morirem!”


lunes, 26 de junio de 2017

El proyecto de la Agenda Latinoamericana

Desde hace varios años participo de este proyecto en Catalunya. Y aquí se habla el idioma catalán junto al castellano. De ahí que en algunos momentos de este spot se me vayan algunos intentos en lengua catalana.



"Centrismo" y "Tercera vía, ¿solo etiquetas? Por Iroel Sánchez de La pupila insomne

Un artículo del historiador Elier Ramírez Cañedo titulado “Centrismo y tercera vía en Cuba” ha despertado variadas reacciones. Pero a veces ilustra, o complementa un poco, dar la palabra a los protagonistas, algunos de los cuales Raúl Antonio Capote ha señalado con nombres y apelidos en su artículo “Tercera opción en Cuba: El drama de los equilibristas”  y otros han recibido una descripción bastante elocuente: 
“un conocido profesor universitario, hoy devenido además en “reformador constitucional”, “propulsor” de cambios constitucionales, etc., incluso de una nueva Constitución”
Hay quien arguye que “centrismo” es una etiqueta, una creación artificial. Sin embargo los delata el lenguaje equidistante de quienes citan a Gramsci pero niegan lo que este afirmaba cuando decía “vivir quiere decir tomar partido”, o peor, creen que no es evidente el partido que toman: 
“Otro aspecto que, según muchos, parece interponerse en el camino de las negociaciones es el de Alan Gross, el contratista norteamericano preso en Cuba por ejecutar acciones no permitidas por las leyes, y los tres cubanos que cumplen sanciones severas en Estados Unidos por trabajar para entidades de la seguridad cubana.” (“Cuba Posible: pensar el futuro de la Isla (II), en OnCuba Magazine, 11 de noviembre de 2014)
Para los centristas, Alan Gross era “el contratista norteamericano preso en Cuba por ejecutar acciones no permitidas por las leyes” -se puede interpretar que se llevó una luz roja o un cartel de “Pare” y no que trabajaba para las políticas subversivas de Estados Unidos  contra Cuba -, sin embargo nuestros héroes cumplían “sanciones severas” -nunca injustas- “por trabajar para entidades de la seguridad cubana”.
O este otro equidistante ejemplo, firmado por la persona que en 2011, a través de la infuyente New America Foundation  (NAF) -la mayor beneficiaria de fondos de la USAID en sus programas de “promoción de la democracia en Cuba”- intentaba responder “¿De qué manera estastendencias –se relacionan con los intereses estratégicos dela política norteamericana y su objetivo declarado depromover una transición pacífica a una Cuba democrática yorientada al mercado?”. Con “tendencias” se refiere, en sus palabras para la NAF, a “la liberalización política y el surgimiento de una Cuba más abierta hacia el mundo exterior”. Decía el colaborador de la NAF:    
“La política del embargo es una política imperial porque pretende imponer a través de la coerción el tipo de gobierno que a ellos les gustaría en Cuba, con las políticas que a ellos les gustarían desde Cuba. Es posible que esa política sea suplantada por una política de proyección hegemónica que lo que procura es persuadir al otro actor, a partir de dinámicas de información, dinámicas de incentivos, de que es mejor, para el actor más débil, adoptar cambios que lo hagan caber o entrar en un rompecabezas mayor donde predomina el liderazgo norteamericano.
“Esto es algo que Cuba no parece aceptar y eso ya es un conflicto de Cuba no solo con Estados Unidos sino con un sistema internacional donde la primacía norteamericana es una realidad. El actual sistema político cubano y la dirección cubana no se sienten cómodos con el mundo de esa manera y hacen todo lo posible por cambiarlo. ¿Es posible que Cuba modere esa manera de ser? Yo creo que sí. ¿Es posible que Estados Unidos asuma la búsqueda de sus mismos objetivos por un método más persuasivo y menos coercitivo?”. (Arturo López-Levy: “En la medida en que la reforma económica cubana abra los apetitos empresariales, el lobby pro embargo tiene que retroceder”, Progreso Semanal, 14 de Marzo, 2014)
Hay “un conflicto de Cuba no solo con Estados Unidos sino con un sistema internacional donde la primacía norteamericana es una realidad” y la causa es es que “el actual sistema político cubano y la dirección cubana no se sienten cómodos con el mundo de esa manera y hacen todo lo posible por cambiarlo”. Para el ideólogo de la NAF Cuba debe moderarse en su manera de ser pero EEUU no, Washington sólo debe perseguir los mismos objetivos de modo distinto, recomendación que Obama puso en marcha a partir de 2014. Para entender por qué, hay que leer la definición de New América Foundation que dio Julian Assange a Ignacio Ramonet: 
La New America Foundation, por ejemplo, en Washington, ¿quién la financia? La respuesta es: Eric Schmidt personalmente, y Google como compañía, y el Departamento de Estado, y Radio Free Asia, y varias entidades más, pero las que he mencionado son las principales patrocinadoras. Y su directora general, Anne-Marie Slaughter, había trabajado anteriormente como asesora muy cercana a Hillary Clinton en el Departamento de Estado, y sigue siendo una asesora actual del Departamento de Estado. Y es profesora en Princeton, al mismo tiempo. Por lo tanto, aquí los tenemos a todos juntos: Eric Schmidt como individuo, Google como compañía, el Departamento de Estado como parte del Ejecutivo de EE.UU. Igual ocurre con Radio Free Asia, y con el mundo académico representado, en parte, por Anne-Marie Slaughter.”(Ramonet entrevista a Assange: “Google nos espía e informa a EEUU”,  Cubadebate, Noviembre de 2014)
Lo mismo sucede con el término “Tercera vía”, otra “etiqueta inventada”. Un llamado a Miami, publicado en ElNuevo Herald  el 21 de marzo con el título “Miami, La Habana, Europa: hoja de ruta” desde la “socialista” Fundación Alternativas -vinculada al Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y con el ex jefe del gobierno ibérico Felipe González y el ex Ministro de Cultura y luego Exteriores, además de ex Secretario General de la OTAN, y fundador de la revista Encuentro de la cultura cubana, Javier Solanaen su nómina– arroja algunas luces y explica cómo sincronizar la estrategia hacia La Habana entre Europa y EE.UU., buscando una “tercera vía” para influir en Cuba:
“En este proceso, tan malo sería ir muy deprisa como muy despacio; tan malo sería focalizar exclusivamente en los avances económicos, como exclusivamente en los políticos. No hay que saltarse ningún paso. Asimismo, es preciso sincronizar la sociedad de dentro, con la de fuera –la diáspora de Miami. Ello exige un cambio en la estrategia de aproximación. Las dos vías ensayadas hasta ahora por españoles y europeos no han funcionado. Una era la vía “oficialista” de contactos con el régimen, con limitaciones obvias. La otra vía era el contacto con unos disidentes que no han contado con un respaldo significativo en la isla, y que a menudo han maniobrado, o bien aisladamente, o bien torpemente, siempre bajo la sospecha de la financiación “subversiva” de Miami (las Damas de Blanco, por ejemplo).
“Precisamente la tercera vía que Europa y EEUU deberían poner encima de la mesa negociadora, el núcleo del deal, no son grandes exigencias a priori en libertades y pluralismo político por parte del régimen cubano –pues eso ha de llegar en el proceso negociador– sino tener pleno acceso a la incipiente sociedad civil, tanto la “opositora” como la “no opositora” y la aún “no posicionada”, fortaleciendo sus bases económicas y favoreciendo su movilidad interna y exterior, mientras se va cimentando progresivamente una clase media.”

(…)
“En Europa, países como la República Checa, Polonia, Suecia o Finlandia, van dejando atrás sus reticencias, mientras se confirma el giro de Francia o Alemania. España y Europa pueden resultar útiles también como escenarios de encuentros orientados a la reconciliación y al desarrollo, en un proceso transparente, y con el conocimiento de las autoridades cubanas. Por ejemplo, recientemente, grupos de opositores cubanos se reunían en Madrid en torno a la articulación de un consenso mínimo que incluye movimientos políticos, ley de asociaciones, ley electoral o Cuba 3.0. (Internet).”
Cualquier semejanza de ese “consenso mínimo” con el programa tercerista ratificado a propósito de los anuncios anticubanos de Donald Trump por quienes antes hacían equilibrios entre Alan Gross y Los Cinco, ¿es casualidad? 
Knut Fleckenstein, vocero internacional de los socialdemócratas en el Parlamento Europeo, ha dicho sobre la política de la socialdemocracia europea  hacia Cuba después de las declaraciones de Trump en el teatro Artime de Miami: 
“Nuestros esfuerzos por respaldar a los cubanos comienzan sabiendo que en Cuba no se respetan los derechos humanos. Y la única forma de que los cubanos logren lo que quieren es dialogar con su Gobierno y no dejar sola a la sociedad civil.
(…)
“Primero: que las ganancias del turismo no vayan a parar a los consorcios estatales, sino que sean utilizadas para apoyar a todos los pequeños empresarios que abren sus negocios y aportan a la formación de una economía. Segundo: el intercambio comercial debe ser atractivo para ambas partes. Tercero: sin reformas básicas hacia una democratización las relaciones no pueden funcionar a largo plazo.”
En el evento sobre “Cuba y sus desafíos actuales” realizado por Cuba Posible en  la sede neoyorkina de la Open Society Foundation del multimillonario,  director de la Oficina de la Fundación Friedrich Ebert de la socialdemocracia alemana en Bruselas, quien hizo las preguntas a los panelistas, otorgó la palabra y también opinó, destacando, y ofreciendo para Cuba, su “experiencia asistiendo a algunas sociedades en transición”  según su propia expresión. 
Aunque el Señor Optenhogel con esas palabras se refería explícitamente a la “asistencia” de su organización en las transiciones al capitalismo de los países de Europa del Este -que como ha documentado la académica británica Emily Morris no se pueden calificar de exitosas y mucho menos ejemplares para Cuba-, no mencionó el papel de la Fundación Friedrich Ebert en “algunas sociedades en transición” sobre el que el ex agente de la CIA Philip Agee declaró en marzo de 1987 en una entrevista a la revista Zona Cero, citada por Alfredo Grimaldos en la página 150 de su libro de 2006 La CIA en España y publicado en Cuba en 2007:
“Dentro del Programa Democracia, elaborado por la Agencia, se cuida con especial atención a las fundaciones de los partidos políticos alemanes, principalmente a la Friedrich Ebert Stiftung, del Partido Socialdemócrata, y la Konrad Adenauer Stiftung, de los democristianos. Estas fundaciones habían sido establecidas por los partidos alemanes en los años cincuenta y se utilizaron para canalizar el dinero de la CIA hacia esas organizaciones, como parte de las operaciones de ‘construcción de la democracia’, tras la Segunda Guerra Mundial. Después, en los sesenta, las fundaciones alemanas empezaron a apoyar a los partidos hermanos y a otras organizaciones en el exterior y crearon nuevos canales para el dinero de la CIA. Hacia 1980, las fundaciones alemanas tienen programas en funcionamiento en unos sesenta países y están gastando cerca de 150 millones de dólares. Operan en un secreto casi total… Las operaciones de la Friedrich Ebert Stiftung (Fundación), del SPD, fascina a los norteamericanos, especialmente sus programas de formación y las subvenciones que hicieron llegar a los socialdemócratas de Grecia, España y Portugal, poco antes de que cayeran las dictaduras en esos países e inmediatamente después… En Portugal, por ejemplo, cuando el régimen de Salazar, que había durado cincuenta años, fue derrocado en 1974, el Partido Socialista completo apenas habría bastado para una partida de póker y se localizaba en París, sin seguidores en Portugal. Pero con más de 10 millones de dólares de la Ebert Stiftung, y algunas otras remesas de la CIA, el Partido Socialista Portugués creció rápidamente y en poco tiempo se convirtió en el partido gobernante.”
En la página 152 de su libro, Alfredo Grimaldos cita a Justo de la Cueva, miembro de la comisión mixta de reunificación del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en Madrid y proveniente del sector histórico del PSOE, que “deja desalentado la militancia” en 1979 declarando a la revista Tricolor:
“el PSOE va donde diga la CIA a través de Willy Brandt. Hasta en el propio Bundestag alemán se acaba de denunciar que la Fundación Friedrich Ebert del SPD recibe dinero directamente de la CIA”
Un artículo de Agee publicado en el número de verano-otoño de 2003 de Socialism and Democracy titulado “Terrorism and Civil Society as Instruments of U.S. Policy in Cuba”, y traducido por el sitio La Haine dice:  
“Los éxitos de los movimientos revolucionarios de Etiopía, Angola, Namibia, Zimbabue, Grenada, Nicaragua y otros países reunieron a veteranos de la guerra fría del Partido Demócrata y a “internacionalistas” del Partido Republicano en la creación, en 1979, de la American Political Foundation (APF). La fundación tenía por función estudiar la viabilidad de establecer una fundación legal financiada por el gobierno para subvencionar las operaciones en las sociedades civiles de otros países por intermedio de organizaciones no gubernamentales estadounidenses.
“En el seno de la APF se crearon cuatro grupos especializados –task forces— para llevar a cabo el estudio: uno de los demócratas, uno de los republicanos, uno de la Cámara de Comercio de EE UU y uno de la gran confederación sindical estadounidense AFL-CIO. El trabajo conjunto recibió el nombre de Democacy Program. Estos grupos consultaron una amplia serie de organizaciones nacionales y extranjeras, y las que más les llamaron la atención fueron las fundaciones de los principales partidos políticos de Alemania Occidental, financiadas con fondos públicos: la Fundación Friedrich Ebert, del Partido Socialdemócrata (SPD); y la Fundación Konrad Adenauer, del Partido Cristianodemócrata (CDU/CSU). Cuando se crearon estas fundaciones, en la década de 1950, su tarea consistía en construir una (…) sociedad civil basada en el modelo parlamentario occidental, a la vez que utilizar su fuerza para reprimir los movimientos políticos comunista y otros de izquierda.
“Desde muy pronto, la CIA canalizó fondos a través de estas fundaciones para las organizaciones y grupos no gubernamentales de Alemania. Luego, a partir de 1960 estas fundaciones comenzaron a apoyar a los partidos políticos y otras organizaciones afines de otros países, a la vez que canalizaban dinero de la CIA con este fin. En la década de 1980, estas dos organizaciones tenían programas en funcionamiento en cerca de 60 países y gastaban alrededor de 150 millones de dólares al año. Y lo que es más interesante, operaban en un secretismo casi total.
“Una de las operaciones desarrolladas por la Fundación Friedrich Ebert demuestra el alto grado de efectividad que pueden alcanzar. En 1974, después de 50 años en el poder, el régimen fascista de Portugal (país miembro de la OTAN) fue derrocado, y un puñado de oficiales militares comunistas y de izquierda se hicieron cargo del gobierno. En ese momento, el número de socialdemócratas portugueses, encuadrados en el Partido Socialista, a duras penas daba para formar un equipo de fútbol, y vivían todos en París sin ningún tipo de seguidores en Portugal. Gracias a no menos de diez millones de dólares provenientes de la Fundación Friedrich Ebert, además de otros fondos de la CIA, los socialdemócratas regresaron a Portugal, crearon un partido de la noche a la mañana, lo hicieron crecer como los hongos y en pocos años el Partido Socialista fue el partido gobernante en Portugal. La izquierda, en plena confusión, se vio relegada a un segundo plano.”
Ver a los “centristas” cubanos aprovechando a Trump para relanzar su programa tercerista recuerda cómo en 1954, la misma CIA que organizó el derrocamiento de Jacobo Arbenz en Guatemala le orientaba a los integrantes de su Congreso por la Libertad de la Cultura (CLC) en América Latina hacer una declaración condenando el golpe de estado en el país centroamericano, como se explica en el libro de Olga Glondys El exilio republicano español y la guerra fría cultural. La CIA –dice Glondys- “vio una excelente oportunidad para intentar vencer la desconfianza de los intelectuales latinoamericanos, presentando una genuina cara izquierdista y prodemocrática del CLC”. Incluso el jefe del CLC –al igual que su miembro cubano Jorge Mañach- criticó el comunicado finalmente emitido porque tenía una mención al “totalitarismo soviético”, lo que era perjudicial para el organismo, dadas las acusaciones que se le hacían de estar pagado por el Departamento de Estado. (Ver página 92, de La CIA y el exilio republicano español, Olga Glondys, Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Madrid, 2012.)
El representante del CLC para América Latina, Julián Gorkin, un “revolucionario prosestadounidense” según Glondys, pasó de disidente del Partido Comunista de España y fundador de un Partido Obrero de Unidad Marxista, para terminar en los años 70  del siglo XX  en la socialdemocracia del PSOE de González y Solana. 
Acerca del PSOE, González y Solana he escrito antes. Con la ayuda de EE.UU.  y la socialdemocracia alemana, desde una élite que era “poco más que una sigla”, surgieron allí y en Portugal, prácticamente de la nada, un “socialismo” y una “izquierda” listas para vender en el momento de la “transición”:
“En el libro La CIA en España, del investigador Alfredo Grimaldos, se documentan varios hechos de la trayectoria de quien fuera uno de los principales beneficiarios de la llamada “transición” española. Se relata su asistencia al congreso del PSOE de 1974 en Suresnes, Francia, con pasaporte confeccionado por el SECED (servicio de información  franquista) y escoltado por oficiales de esa institución. Es en ese evento, donde -según se testimonia en la investigación- había más oficiales franquitas que participantes, en el que el entonces joven abogado sevillano es electo Secretario General. Cuenta en el libro un capitán del CESED que después de volver González de Francia un comisario de Sevilla que lo detuvo “se llevó una bronca tremenda y tuvo que soltarle enseguida”. Otro ex oficial franquista relata: “la dictadura propició el resurgir del PSOE para ahogar al PCE” (Partido Comunista de España). El Congreso de Suresnes se había celebrado sólo seis meses después de estallar la “Revolución de los Claveles” en Portugal, con un marcado protagonismo del Partido Comunista, hecho que había disparado las alarmas de los norteamericanos, que no estaban dispuestos a permitir una situación similar en España.
“Afirma Grimaldos en su obra: “Los delegados que asisten al Congreso de Suresnes representan, oficialmente, a tres mil militantes del interior, pero, en realidad, esa cifra es menos de la mitad. Durante los últimos años del franquismo, el PSOE es poco más que una sigla. El mayor peso de la resistencia lo han llevado los comunistas. En definitiva, lo que ocurre en Suresnes es una refundación del partido creado por Pablo Iglesias, con el modelo portugués como telón de fondo. En el país vecino no existía ni un partido socialista histórico y hubo que inventar uno.”
“González, ya en la dirección del PSOE, con el apoyo de los norteamericanos y la socialdemocracia alemana logra aislar a los comunistas en las negociaciones de la “transición”. En el XXVII congreso de 1979, impone que se elimine el término “marxismo” de los estatutos del partido. En 1983 -luego de ser electo en 1982 jefe del gobierno- apoya la estrategia de despliegue de misiles en Europa impulsada por Ronald Reagan y Margaret Thatcher, y en 1986 promueve la adhesión española a la OTAN. Esto último constituía un cambio radical en las posiciones del PSOE, que, en su XVII Congreso de 1976, había proclamado “a la OTAN, de entrada no”.
“En relación con la OTAN, Javier Solana, cercano colaborador de González, quien fue sucesivamente, Ministro de Cultura, portavoz del gobierno y Ministro de Asuntos Exteriores, acumula el vuelco más espectacular. Solana pasó del “a la OTAN de entrada, no”, a ser el secretario general de la Alianza Atlántica durante la agresión a Yugoslavia, por lo cual fue declarado unánimemente por el parlamento ruso, en 1997, “criminal de guerra”. En el año 2006, como alto representante para la política exterior y de seguridad de la Unión Europea, justificó los más de mil vuelos ilegales de la CIA en Europa como parte de la “guerra contra el terrorismo”–asociados a torturas y ejecuciones extrajudiciales- con estas palabras: “Con nuestros aliados norteamericanos compartimos la convicción de que se necesita una acción dura”. Fue Javier Solana el que coordinó en su origen una de las operaciones de propaganda anticubana a las que más recursos ha dedicado el gobierno norteamericano, la revista Encuentro de la cultura cubana; la presidenta de la fundación del mismo nombre, Anabelle Rodríguez, ha relatado en una entrevista cómo Solana la llamó desde su despacho para proponerle el “trabajo”.”
A pesar de quienes se niegan a aprender de ella, la historia es una buena maestra. Tras ver caer en Guatemala al gobierno de Jacobo Árbenz a manos de la CIA, un joven escribió a su madre que “los términos medios no pueden significar otra cosa que la antesala de la traición”, su nombre: Ernesto Che Guevara. 

MI COMENTARIO: 


Gracias, Iroel, por este excelente artículo con tantas historias, fuentes citadas y otros no menos meritorios criterios sobre "los términos medios". Seguramente muchos -yo entre ellos- no conocíamos todo esto con tanta amplitud, pero sí que lo intuíamos. Me parece muy válida toda tu información, interpretación y divulgación. Solo me asalta la inquietud de que nuestro pueblo -tú y yo y tantos y tantos más dentro-, así como los pueblos español y portugués, podamos avanzar con nuestras convicciones informadas, en medio de tanto páramo con nuestras ideas en la realidad mundial, sin que ninguno de nosotros se acerque a la traición ni al extremo de creer que no necesitamos crear los vínculos necesarios con muchos, con muchos, aún con el riesgo de equivocarnos, pero sabiendo que con diversos faltantes somos menos en una lucha donde solo siendo muchos podremos ir avanzando. Es que todo es tan complejo, tan duro, tan difícil, que aún condenando a algunos de los actores de "programas" que se alejan de nuestra historia, como ya lo he hecho, siento que en tal gesto solo me he acercado a la condena y me he alejado de esos vínculos tan sutiles que necesariamente, creo, hemos de afrontar como sinónimos de la aceptación por parte de nosotros mismos del desafío que significa para todos la aceptación por nuestro gobierno de la política de Obama.
  

Anuncios